18 de Febrero de 1856.

08_ Constituyentes de 1857Instalación del Congreso Constituyente que Creó la Constitución De 1857. 

Una vez consumada la Independencia, México vivió momentos desastrosos: una guerra que perdió frente a los Estados Unidos, y al interior, una lucha entre conservadores y liberales, agravada por el régimen despótico y autoritario de Antonio López de Santa Anna. Pero una vez que el general Florencio Villarreal, con el respaldo de Juan Álvarez e Ignacio Comonfort, proclamó el Plan de Ayutla (1854) con el que se derrocó a Santa Anna, se convocó a una junta de diputados locales para elegir al presidente interino, quien convocaría a un Congreso que constituiría una República representativa y popular.

Luego de un breve interinato de Martín Carrera en la Presidencia, Juan Álvarez expidió un manifiesto a la Nación y nombró una junta de representantes para elegir al presidente interino, resultando electo él mismo. Asumió en encargo el 4 de octubre de 1855, y aunque tuvo un gobierno muy breve, alcanzó a convocar al Congreso Constituyente para que redactara una nueva Constitución que reemplazaría a la de 1824, iniciando así la reforma liberal.

El Congreso, aunque fue conformado por 155 hombres de las más variadas tendencias, fue dominado por el grupo de los liberales radicales, partidarios de elaborar un texto constitucional que rompiera definitivamente con el orden heredado de la Colonia. Inició sesiones el 18 de febrero de 1856 (para entonces Comonfort ya encabezaba el Ejecutivo) destacando figuras como Ponciano Arriaga, Guillermo Prieto, Francisco Zarco, José María Mata, Santos Degollado y León Guzmán.

Tras su discusión y largas controversias entre moderados y puros, el 5 de febrero de 1857, se promulgó la Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos, jurada por el presidente interino Comonfort, y el presidente del Congreso, Ponciano Arraiga.

Esta Constitución, conservó el federalismo y la República representativa, con veintitrés estados, un territorio y el Distrito Federal; y estableció la prohibición de la esclavitud; la enseñanza libre y la libertad de expresión; prohibió los fueros a personas o instituciones, los tribunales especiales (Ley Juárez) y la pena de muerte (salvo en casos excepcionales) además de que ninguna corporación civil o eclesiástica podría adquirir o administrar bienes raíces, a excepción de los edificios al servicio u objeto de la institución (Ley Lerdo) suprimió el Senado y prohibió las alcabalas y aduanas interestatales.

La Constitución de 1857 fue baluarte en la defensa de la soberanía nacional y cimiento para la construcción y consolidación de la Nación. Su influencia fue importante en la Constitución de 1917, a la cual se trasladaron, casi intactos, los derechos humanos logrados por el grupo liberal.

Referencias:
El Congreso Constituyente de 1867-1858. El decenio de su entorno. Fernando Zertuche. IIJ-UNAM.
El Congreso Constituyente y la Carta de 1857.  Horacio Labastida. Cámara de Diputados.

Constitución de 1857 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s